ESTRATEGIAS COMPENSATORIAS EN NIÑOS CON SÍNDROME DE ASPERGER


Ilustración de Beatriz Martín Vidal

Los niños con Síndrome de Asperger, debido a su estilo cognitivo diferente, empiezan a percibirse distintos a los demás entre los 6 y los 8 años. Si no se obtiene un diagnóstico dando una explicación sobre su conducta, seguramente se harán juicios morales, como que es un maleducado, que perjudicarán la autoestima del niño.

  
Esta percepción de si mismo cómo diferente (rechazo, incomprensión, aislamiento) hace que se desarrollen actitudes y estrategias compensatorias, el psicólogo Tony Atwood detecta 4, a lo largo de su experiencia clínica, recomendamos su libro: Síndrome de Asperger: Guía para padres y profesionales
  • Depresión. 
    Es consecuencia del fracaso social, que producirá aislamiento por miedo a volver a fracasar. En consecuencia tendrán muchas menos experiencias sociales para desarrollarse. 
     
  • Huir con la imaginación.  
    Aunque tener amigos imaginarios pueda no ser patológico en el SA, lo es desde un punto de vista cualitativo, ya que unicamente tienen amigos imaginarios con los que crean escenarios sociales controlados en los que experimentan el éxito.
     
    En la búsqueda de un mundo alternativo, pueden interesarse por otro país, otra cultura, otro período de la historia, el mundo de los animales, la biología, la geografía…
     
    También el alto grado de pensamiento imaginario, se puede traducir en un alto interés por la ficción como lectores,o incluso escritores. 
     
  • Negación y arrogancia.
    Al sentirse inferior en situaciones sociales, el niño con SA puede desarrollar otra estrategia compensatoria negando su problema de manera arrogante y echándole la culpa a los demás. Cuando este tipo de niños cometen un error, o se equivocan…las emociones negativas les provocan gran rencor, interpretan las intenciones de los demás como grandes injusticias hacia ellos. 
     
    Esta estrategia puede suponer que se den comportamientos rigidos para dominar el ambiente, provocando problemas de conducta y siendo muy inapropiada tener relaciones de amistad.
     
  • Imitación. 
    Esta puede ser la estrategia más inteligente, consiste en tomar como referencia del grupo de iguales, a aquellos que tienen éxito social. Como ya hemos explicado en otras entradas del blog, las personas con SA, no tienen intuición social y la compensan con el intelecto, mediante la observación, son capaces de aprender un guión. El contrapunto a desarrollar esta estrategia es que tu modelo social a imitar puede no ser el más apropiado.
Las ventajas de obtener un diagnóstico temprano es que se pueden prevenir o disminuir estas estrategias de ajuste y los padres se liberarán de las culpas de toda una vida de malas interpretaciones sobre la conducta de su hijo.
 
Aceptar y comprender el diagnóstico por parte del entorno más cercano, hará que se valore más el esfuerzo del niño, puesto que necesita un aprendizaje explícito de lo social, como si de un aprendizaje académico se tratase.
 
Un diagnóstico más tardío, en la adolescencia o en la edad adulta, puede dar paso a una mejor comprensión de si mismo y un gran paso para la toma de decisiones y las relaciones adultas. La mayor parte de los adultos con SA dicen que el diagnóstico les produjo una sensación de alivio y que ha sido una experiencia positiva.

Hay 1 comentario

Add yours